Noticias


Block ad with a unicorn
20% discount for early matriculation.

Niveles de idiomas

Reneé

Reneé

El Marco común europeo de referencia establece una escala de seis niveles comunes de referencia para la organización del aprendizaje de lenguas y homologación de los distintos títulos emitidos por las entidades certificadas. La división se agrupa en tres bloques que responden a una división más clásica de nivel básico, intermedio y avanzado, aunque no se corresponden exactamente con los niveles clásicos por estar situados por encima o por debajo de ellos.

Las calificaciones de Cambridge son reconocidos en todo el mundo y que nunca pasan de moda.


A1 - Básico

Puede relacionarse en inglés de forma elemental siempre que su interlocutor hable despacio y con claridad y esté dispuesto a cooperar.

A2 - Básico II

Sabe comunicarse en presente y pasado con intercambios sencillos y directos de información sobre cuestiones que le son conocidas o habituales.

B1 - Medio

Es capaz de comprender y producir textos. Sabe desenvolverse en la mayor parte de las situaciones. Puede describir experiencias, así como justificar brevemente sus opiniones o explicar sus planes.

B2 - Medio II

Es capaz de entender las ideas principales de textos complejos o de carácter técnico. Puede relacionarse con hablantes nativos con un grado suficiente de fluidez y naturalidad. Puede producir textos claros y detallados sobre temas diversos así como defender un punto de vista.

C1 - Alto

Es capaz de comprender textos extensos y con cierto nivel de exigencia. Sabe expresarse de forma fluida y espontánea. Puede producir textos claros, bien estructurados y detallados sobre temas de cierta complejidad, mostrando un uso correcto de los mecanismos de organización, articulación y cohesión del texto.

C2 - Experto

Es capaz de comprender con facilidad prácticamente todo lo que oye o lee. Sabe reconstruir la información ya sean en lengua hablada o escrita. Puede expresarse espontáneamente, con gran fluidez y con un grado de precisión que le permite diferenciar pequeños matices de significado incluso en situaciones de mayor complejidad.